de diarios de guerra

Millonarios que trabajan de sindicalistas defendiendo a gente que trabaja de verdad y no logran, nunca, llegar a tener un sueldo digno  

Anuncios

los monstruos

Los monstruos están encerrados en las veredas de la noche, poblarán las cartografías de ciudades sin sueño No existe el paraíso sin la promesa del miedo al infierno Y las promesas son palabras susurradas a los oídos de la historia Y los monstruos permanecen recluidos entre los barrotes del alma, para no salir nunca más

XYZ

El Señor X está feliz, exultante, sus ojos brillan y estallan en risas El Señor X tiene un hermoso Quark rosado, peludo y suave; lo exhibe cada vez que puede, es su trofeo, todos deben saber de su maravilloso Quark rosado, peludo y suave. El Señor X se burla del resto, ellos no tienen ningún... Seguir leyendo →

María la Bizca

María la Bizca es la reencarnación de una revista literaria online que comencé a publicar en forma de sitio web en el año 1998, llamada El Margen En aquellos primeros años de la web, la publicación para alguien que no tuviera conocimientos, resultaba compleja y las posibilidades de diseño eran muy elementales; eso sin contar... Seguir leyendo →

Señoras y Señores

El Señor González vive en una casa de los suburbios de la ciudad. Es soltero, aunque algunos comentan que es viudo o divorciado. De lunes a viernes, a las 8 de la mañana saca el auto del garage de la casa y va a su trabajo. De lunes a viernes a las 17,30 regresa a... Seguir leyendo →

Un galán apocado

Siempre se sintió atraído por las acondroplásicas. Jugaba con la idea de poder llevar de un lado a otro a una mujer usando sólo una de sus manos; lo excitaban esos cráneos demasiado grandes, los ojos saltones, las piernas arqueadas, las manos diminutas clavadas a su carne con dedos como dagas. En una de tantas... Seguir leyendo →

De Diarios de Guerra

El universo se comporta de un modo caprichoso, azaroso, caótico. Son sólo apariencias. El barniz que cubre la realidad es demasiado tenue y puede rasgarse mientras nos ocupamos en develar claves que no son reales más allá de los barrotes de nuestro cráneo. El universo tiene propósitos más sutiles: la vulgaridad de nuestros actos cotidianos... Seguir leyendo →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑