las cuentas del deseo bailan entre tus dedos

las cuentas del deseo bailan entre tus dedos
no podés retenerlas el tiempo que quisieras
tu rezo es el mandala de los relojes
los engranajes giran hacia atrás
entre las hojas que visten las paredes
el hilo es demasiado débil
la hija de tu lengua un cuchillo de hielo
las cuentas pueden rodar
extraviarse entre tanto rincón abandonado
los ojos no descansarán
sobre el mapa engalanado de signos
las cuentas corren escalera abajo
contagiando de deseo a la casa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s