es una mujer caníbal

es una mujer caníbal
que me encerró en una jaula sin barrotes
sus palabras son cuchillos
mientras me toca sin disimulo
y se extravía entre gente que no conozco

estoy en el rincón quieto de la casa
donde las escaleras siempre descienden
donde ella me roba las palabras
mientras conversamos de la nada
su cuerpo es el catálogo de mi deseo
muerde mi cuello con palabras
sorbe mi carne a través del ojo que me vigila

un cigarrillo compartido es la farsa
de tanta promesa incumplida
no hay palabras entre nosotros
me ata a una silla
patea mis piernas
y devora mi alma con ojos de hambre

envuelve mi cuello entre sus uñas
me arrastra por las veredas de la noche
creo que va a saltar sobre mí
pero me hace a un lado
y cierra la jaula

las llaves están guardadas en su bolso
pienso que nunca saldré de aquí
los rincones de mi cráneo hieden a silencio
soy el montoncito de carne en el suelo
quizás vuelva pronto a buscarme
a jugar con mi mente
con el reloj agotado de mi cuerpo

2 comentarios sobre “es una mujer caníbal”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s