esas palabras que guardo debería beberlas

estas palabras que guardo debería beberlas,
disfrutar el regusto de las erres y las eles
atragantarme con diptongos
asquearme de tantas aes y eses,
porque no se pueden esconder las efes
ni mentir sobre las íes,
hay una caja en el fondo del armario
donde están escondidos todos los insultos
todas las blasfemias
algunas palabras de falsa amistad,
dentro de un tarro de mermelada
esperan elogios encontrados
y un puñado de emes de patas enredadas,
palabras a media voz descansan en un rincón
otras saltan sobre los muebles del living
o juegan entre los utensilios de la cocina,
ninguna es mía
las fui juntando con mis oídos
con mis manos
café de por medio en un bar asmático
charlas de amigos armados de cuchillos,
algunas golpearon la puerta y les dejé pasar
otras me cayeron como lluvia rancia de marzo,

debería irme de este lugar
las palabras se mueren y no quiero llorarlas
la casa será una tumba tibia para ellas,
voy a escaparme por una ventana
la del dormitorio,
voy a pararme al otro lado de la calle
viendo como la casa arde

Un comentario sobre “esas palabras que guardo debería beberlas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s