pero rara vez sucede

pero rara vez sucede que esas cartas que recibís
lleguen cargadas con el sabor del láudano caliente
una noche de martes cada tres semanas

en el escenario vacío de tus horas
el almanaque se deshace a diario
y la soprano calva muere un poco cada día

siete u ocho años desbarrancados
pueden ser un error demasiado grande
para una carta que no llega

tu espera es una ausencia de horas
de teatros sin orquestas
de melodías arañadas por la muerte

nunca será tarde para que perfumes mis oídos
para que te declares en huelga de amores muertos
para vestirte con las palabras de este libro

Un comentario sobre “pero rara vez sucede”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s