esa necesidad de confesarte en tiempo pretérito

 

esa necesidad de confesarte en tiempo pretérito

como si los idiotas de tus amigos vomita­ran luz por sus bocas

fantasías de la vanidad

un rey enamorado de una vaca

y esa necesidad de guardar calaveras en tu armario

las palabras del titiritero son hilos invisibles

el diablo cantará la danza con piernas de made­ra

no existen dogmas para el café que se enfría en una taza

o el dios náufrago de tus ausencias

esa necesidad de adorar a tanto cura travestido

como si los ocho enredados en la cama fue­ran parte de un milagro

el asco de arrastrarse en cuatro patas por el piso húmedo

cazadores de hem­bras núbiles

el cementerio está cerrado

las madres volverán en la mañana

esta noche celebrarán el matri­monio de la flautista y el fullero

el vientre calla esa necesidad de escribir en la oreja de las beatas

devoción consentida entre las formas del vestíbulo

los parientes escapan por las ventanas

Un comentario sobre “esa necesidad de confesarte en tiempo pretérito”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s