me piden palabras

Me piden palabras, y se horrorizarían si les entrego las que de verdad me pertenecen.
¿Para qué? No las comprenderían, y tampoco las tengo. ¿Acaso piensan que ellas pueden salvarlos? No me muestren su idiotez rogando por que mis palabras los salven; no tengo más certezas que ustedes y sólo puedo darles un espejo. Que es siempre el mismo.
No esperen que nada que lo que escribo los salve. No esperen que nada de lo que escriba les señale un camino.
Eso no existe.
Idiotas.
Es muy cómodo, sí, cómodo, sentarse a esperar revelaciones, verdades. Pero todo eso es mierda, ¿la quieren? Ni eso pienso darles.
Deberían salir a la calle a dinamitar postes de alumbrado, incendiar comisarías o escupir estatuas en las plazas; pero no me aburran con sus devaneos en busca de verdades que no existen. Salten al vacío de sus dudas, abrácenlas; violen a sus frágiles verdades y luego pueden tirarlas a la calle; se van a dar cuenta que no soy mejor que todos ustedes.
Maniquíes asustados, pacientes aguardando el diagnóstico de un médico sádico, idiotas sin palabras.
No les daré nada. No vengan a hablarme de solidaridad, de amor, nada de eso es cierto; nada más escribo, aquí me tienen, desnudo.
¿Querían palabras? Acá las tienen. ¿Les gustan? Pues bien, esto es lo que puedo ofrecerles, el resto es pura mierda, pura mentira.
Maten a sus dioses, escupan la cara de los salvadores de almas.
Nada más sean.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑