Los perdidos

Alargan un brazo, y pueden quebrarse.
Ojos secos mirando caras maquilladas, y pueden quebrarse.
Se extravían en palabras, acunan a un niño que no duerme, cargan los ropajes de la calle.
Pueden quebrarse.
Bocas sin dientes, manos tajeadas, sueños fugitivos.
Las horas se escurren en letanía, los relojes huyeron de la casa derrumbada.
Pueden quebrarse.
No pueden lavar el calendario de su piel, el pan es una broma.
En el fondo del cesto la felicidad espera.
Escupen lamentaciones al hombre del maletín; rezan a un dios tan pequeño como ellos.
Trozan los  cuerpos de las niñas con sus ojos.
Pueden quebrarse.
El futuro está cerca.
Y pueden quebrarse.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑