Mi nuevo hermanito

Llegó a casa hace una semana. Mamá lo trajo en brazos.
Está todo el día en la cuna, y es tan suave y tibio y paliducho.
Nos mira a todos, siempre, con esos ojazos grandes que parece que no duerme nunca.
Y siempre tiene hambre.
Y dientes.
Le temo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑