Decile NO al canon digital

Según el diccionario de la Real Academia Española, canon significa, entre otras acepciones:

Prestación pecuniaria periódica que grava una concesión gubernativa o un disfrute en el dominio público, regulado en minería según el número de pertenencias o de hectáreas, sean o no explotadas.

Composición de contrapunto en que sucesivamente van entrando las voces, repitiendo o imitando cada una el canto de la que le antecede.

Canon es, también, la marca de una cámara fotográfica.

¿En que se relaciona todo lo anterior? Al menos en estos últimos días y en Argentina, en mucho.

Es muy probable que hoy se apruebe, por iniciativa del oficialismo y con el apoyo de la UCR y el socialismo, la ley que  grava el valor de todos los dispositivos digitales de almacenamiento de información.

Según el artículo 12 de la ley en cuestión:

a. Grabadora de discos compactos y/o versátiles y/o Blu-ray (CD/DVD/Blu-ray): 10%

b. Discos compactos y/o versátiles y/o Blu-ray, regrabables o no regrabables (CDR/CDRW/DVR/DVDRW/Blu-ray): 75%

c. Memorias USB y otras tarjetas de memoria no integradas en otros dispositivos: 5%

d. Discos duros integrados o no en un equipo, idóneos para la reproducción o almacenamiento de videogramas y fonogramas: 10%

e. Equipos decodificadores de señales de televisión, idóneos para la reproducción o almacenamiento de videogramas y fonogramas: 10%

f. Dispositivos reproductores de fonogramas, videogramas o de otros contenidos sonoros, visuales o audiovisuales en formato comprimido: 10%

g. Teléfonos móviles con funcionalidad de reproducción de fonogramas en formato comprimido: 1%

Los presentes aranceles son de carácter porcentual, aplicables sobre el precio de venta al público. El valor de venta de precio al público se tomará de acuerdo con el valor de referencia de mercado, y en caso de no contarse con información fidedigna del mismo, a los fines de la aplicación de las tarifas establecidas en la presente ley, se realizará aplicando un cincuenta por ciento (50%) del valor de venta mayorista del producto o dispositivo.

En Europa, específicamente España y Holanda, se dictaron leyes similares. En Holanda la ley fue derogada para promover la innovación y la creatividad.

En nuestro país no se habla de Canon Digital, están utilizando el eufemismo de ley de copia privada.

Supuestamente, lo recaudado a través de éste impuesto -que lo es, más allá de los malabares que utilicen los legisladores para referirse a él- se repartirá entre los creadores y generados de contenidos y obras artísticas. En verdad desconfío que ocurra.

Pero supongamos que la ley entra en vigencia, la sola aplicación de la misma nos lleva a una serie de absurdos sorprendentes:

  • La mayor parte de las películas pirateadas en DVD son producidas en USA, ¿cómo harán para determinar a qué productoras pagar el canon correspondiente? Y si la película es producida en Burkina Faso o Etiopía, ¿también pagarán la compensación por derechos de autor?
  • Usted compra una tarjeta de memoria para su cámara de fotos, donde quedarán guardadas las fotografías que usted sacará en el cumpleaños de su tía Porota, y que sólo verán usted, su tía y el resto de su familia. Si usted hace esto deberá pagar a SADAIC un 5% extra sobre el precio de venta al público en concepto de derechos de autor.
  • También podría descargar la imagen ISO de una distribución de Linux, Ubuntu por ejemplo, un sistema operativo libre y gratuito. Pero el archivo ISO no puede ser utilizado como tal, primero debe grabarse en un CD o DVD. En éste caso, el disco tendrá un sobreprecio del 75% (sí, leíste bien), en concepto de derechos de autor, todo para poder instalar un sistema operativo de libre distribución que no tiene costo alguno para el usuario.
  • Usar una llave USB para portar tus propios documentos tendrá un costo del 5% del valor al público. Cuesta creerlo, para comprar una memoria USB para guardar y transportar el trabajo propio hay que pagar derechos de autor.
  • Para hacer un backup de tus propios archivos tendrás que pagar derechos de autor.
  • También podés contratar un servicio de TV digital, y entre tantas posibilidades que te brinda el servicio es poder grabar películas y verlas cuando te quede cómodo. Por supuesto que el servicio es por completo legal y los derechos de autor los paga en forma indirecta el cliente en el costo de servicio. Además sólo es posible ver la película grabada desde el decodificador, no puede regrabarse en otro medio. Sin embargo hay que pagar un 10% más es éste tipo de equipos.  O lo que es lo mismo: se pagan dos veces los derechos de autor.

Ésta ley es por completo retrógrada. Atenta contra la libre distribución del material artístico.
Y, por supuesto, no combate la piratería. Aquellos que lucran con el trabajo intelectual de otros lo seguirán haciendo. ¿Hay que pagar más caros los DVD´s? Entonces los traerán de contrabando, pero aquel que piratea música y cine lo seguirá haciendo.
Es a ellos a quienes hay que perseguir, no a aquel que utiliza dispositivos de almacenamiento y reproducción digital.
Están equivocados señores senadores, esta ley reaccionaria no combate la piratería. Por el contrario deja abierta las puerta para que crezca, no solo el comercio ilegal de obras con derechos, también el contrabando.

Fuentes:
Diario La Nación, http://goo.gl/uW2JF 
Blog No Al Canon, http://goo.gl/jnWJs
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑