Catarsis 30

Hace un par de meses atrás hizo su debut la Asignación Universal por Hijo. La misma consiste en una ayuda, en la mayoría de los casos, a la percepción de $180 mensuales a las familias de bajos recursos que tengan hijos menores de 18 años (hasta cinco). Quienes se encuentren en condiciones de percibirlo no cobrarán los $180, recibirán $144 (el 80%) todos los meses, y el saldo, $36, será depositado en una cuenta a nombre del titular y el dinero acumulado podrá ser retirado una vez al año. Se calcula que existen, según datos oficiales, 3 millones de beneficiarios, por lo cual el Banco Nación contará con 108 millones de pesos extras cada mes que bien administrados darán una excelente ganancia para la ANSES, a pesar que ese es dinero destinado a personas de muy bajos recursos.
Según el plan, esa retención de haberes se realiza para que los padres o tutores de los beneficiaros se vean obligados a que sus hijos concurran a la escuela: la suma retenida no puede cobrarse si no se constata de modo fehaciente que los chicos no completaron el ciclo escolar del año. Para más detalles puede verse el sitio de la ANSES.

Apenas se puso en marcha el plan, todos aquellos dedicados héroes que se dedican a ensalzar las acciones del actual gobierno argentino a través de blogs, foros y muros de Facebook, han dicho que la Asignación Universal por Hijo es una de las medidas más progresistas en la historia social de Argentina, curiosamente todos tienen el mismo discurso; incluso si uno es un mal pensado creería que perfectamente copiado del speech oficial.

Según el diccionario de la RAE:

progresista.
(De progreso).

1. adj. Dicho de una persona, de una colectividad, etc.: Con ideas avanzadas, y con la actitud que esto entraña. Apl. a pers., u. t. c. s.

Continúo.
Voy a aceptar la defensa en cuestión sin discutir siquiera una coma de sus argumentos.
Entonces, debería pedirles a esta gente que me explique algunas cosas que no logro comprender de un modo completo.
Quienes consideran que la Asignación Universal por Hijo, todos de clase media, muchos profesionales, tienen, estimativamente, ingresos por mes totales de unas 20 veces la ayuda en cuestión; levantan a internet sus defensas gracias a contar con una conexión de alta velocidad por la que pagan no menos del 77% del valor de la asignación, usando una PC de escritorio o una notebook que les costó, con facilidad, 20 veces la Asignación Universal por Hijo. Su familia se encuentra bien cuidada gracias a la cuota que abonan todos los meses en una empresa privada de medicina prepaga y la cual no baja de unas 10 veces la ayuda; sus hijos van a una escuela privada en la que la cuota no será de menos de un 200% la ayuda, y sus padres lo llevan hasta la escuela en un auto -para que no la pase nada al nene, ¿viste?- que equivale a unas 170 Ayudas Universales por Hijo.

Sospecho que algo anda muy mal en mi país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑