Periodismo independiente, ¿qué es eso?

Cuando el canal de noticias TN comenzó a transmitir en junio de 1993, hizo de la frase Periodismo Independiente no sólo su slogan, también creó el mito de la independencia periodística en Argentina y una de las frases más bastardeadas de los últimos años. Por supuesto que el periodismo nunca es independiente.
¿Por qué? La respuesta es sencilla, y tiene dos partes: toda nota periodística, investigación o editorial, está escrito por una persona, la cual, de un modo inconsciente o no, dejará filtrar su ideas, preconceptos y posturas políticas. Segundo, todo artículo o guión periodístico se escribe siguiendo una receta preestablecida, todo artículo periodístico se sostiene gracias a estar escrito de acuerdo a la estructura del ensayo.

En este último punto se encuentra la semilla de la falta de independencia de cualquier texto periodístico. El ensayo como cualquier otra forma literaria tiene un objetivo. En la narrativa de ficción el autor escribe para el final del cuento; cuando el lector llega al último párrafo debe quedar confundido, luego de algunos segundos o quizás tras la relectura, el lector se sobrepondrá a la sorpresa y comprenderá que cosa escribió el autor. En otras palabras: la narrativa se escribe en función de golpear al lector en el cierre del texto, el lector siempre llega al final del cuento después que el texto mismo, y esto es lo que genera sorpresa o asombro. El escritor nunca es por completo inocente.

Y el ensayo tampoco escapa a la norma de la cual hablo en el párrafo anterior. Pero la intencionalidad es por completo diferente. La estructura del ensayo trabaja -como la narrativa de ficción- para el final, que en este caso se denomina conclusión. Pero aquello que hace tan particular al ensayo es que el lector debe llegar a la conclusión un párrafo antes que el autor. El ensayo siempre busca demostrar algo, y es en este punto donde radica la intencionalidad del autor desembarazando al ensayo de cualquier posibilidad de independencia.
Cuando digo que el lector debe llegar a la conclusión un párrafo antes que el autor significa que al terminar de leer la nota, uno debe terminar diciendo esto es lo que yo pensaba.
Y, por supuesto, no estoy hablando de las limitaciones que impondrá cualquier medio a sus columnistas, o incluso las propias ideas de quien escribe. Un ejemplo interesante que encontré en estos últimos días fue la noticia del fallecimiento de Tomás Eloy Martínez. No voy a hablar de él como periodista ni mucho menos, pero sí del modo que cubrieron la nota dos diarios argentinos para los cuales escribió:
La Nación y Página 12.

Cuando La Nación da la noticia de la muerte de Eloy Martínez (http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1228316), hace referencia a sus trabajos para La Nación, The New York Times y El País, y por supuesto sobre sus comienzos en La Gazeta de Tucumán. Página 12 (http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/4-16819-2010-02-01.html), un medio bastante alejado ideológicamente de La Nación, no hace referencia al paso de Tomás Eloy Martínez por La Nación, El País y The New York Times. Habla de su labor en la propia Página 12, cuyo suplemento literario inició, y en otros medios de izquierda o centro izquierda como Primera Plana o Panorama.
En rigor ni Página 12 ni La Nación mienten, pero le escamotean parte de los hechos a sus lectores en función de las posturas editoriales de cada medio.

El hecho de robarle o esconderle información a los lectores es una norma de cualquier diario, todo pasa por saber entre líneas, o bien dedicarse a leer diferentes diarios y tratar de sacar algo en claro. Pero lo anterior también es un mal de los autollamados periodistas independientes. Según puedo deducir un periodista independiente es aquel que se mueve por la zona gris que existe entre los medios establecidos y el under. Un periodista independiente siempre tendrá un blog, ya que entre sus preconceptos se encuentra el de renegar contra el mainstream periodístico y no desea ser empleado de nadie.
¿Qué hará esta gente si recibe una buena oferta de un diario o canal de televisión al cual hoy dice detestar? Sospecho que se olvidará de todo lo que dijo en su blog.


Anuncios

2 comentarios sobre “Periodismo independiente, ¿qué es eso?

Agrega el tuyo

  1. En Argentina? oO

    Perfil contra el gobierno siempre, Clarín burguéeeeeeeessssss a más no poder. Crónica maltrata a sus propios trabajadores y, por supuesto, no informa del asunto ni de nada que se le pueda parecer, girando muuucho a la derecha. Crítica vendido, cada noticia es más rara que la anterior. Página12? kirchnerista perdido mal. Y de TV… uf, tenemos los datos que tiran al aire en canal 7 sin citar fuentes, las mentiras que sueltan en TN para favorecer a la oposición, no importando el signo, y el sensacionalismo absoluto de Crónica… joder, CRÓNICA, de Crónica sólo voy a citar uno de sus titulares: “MUEREN 3 PERSONAS Y UN BOLIVIANO EN UN CHOQUE DE COLECTIVOS”

    Es decir… ¿cuál es la posta del periodismo independiente? A lo largo de la historia de la prensa en Argentina todos se la han dado de indepes, pero ahora la mitad están comprados por Clarín o por los partidarios del actual gobierno. Je. Queríamos independencia y ahora estamos en la in-dependencia.

  2. De acuerdo: la independencia periodistica no existe en país alguno, como tampoco la verdad absoluta o la objetividad. Trabajar sabiéndolo y no reprochárselo cada noche es duro Daniel…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑