experimento #n

Cascada roja, repta, habla en lenguas muertas sobre paredes.
Serpientes lascivas abrazan ventanas, se cuelan por huecos desde donde huyen las arañas, trepan amarillas y sedientas de madera, tapices, camas silenciosas donde ya no se librarán batallas ahogadas en sudor y jadeos. Río de sangre abrasador busca el periplo de una escalera, gira, remolino, columnas, Babel muda estalla en crepitares de dinteles afiebrados.
Las cortinas parecen huir, permanecen prisioneras, se retuercen, agitan, danzan al ritmo lento de esta hecatombe roja; al fin escapan en humo y chispas, y la nada.
La nada y esas bestias extensas que todo lo devoran sin descanso, lamen los rincones secretos de la casa. Un libro extraviado resucita en espasmos de metáforas, y se olvida entre escombros.
Ya no existe el hacia donde ascender. La casa cae.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑