Thomas, de Miika Soini

thomas1Un anciano, médico jubilado, viudo, que vive en un monoambiente que se encuentra en un sótano. Un pequeño ventiluz a la altura de la calle es la única entrada de luz a esa pequeña cárcel. Su días se alargan en caminatas por la ciudad -una ciudad que lo ignora- el banco de una plaza e interminables partidas de ajedrez en la soledad de su departamento, contra él mismo.

Thomas es un ser anónimo e invisible para el resto de la ciudad. Pero cuando notan su presencia él vive en carne propia el rechazo que sufren los ancianos por parte de aquellos que son más jóvenes: la escena en la peluquería es por si sola un cortometraje.

Al fin, después de mucho tiempo pude disfrutar de una película de verdad, sin explosiones, ni secuencias digitalizadas ni diálogos superfluos. Los personajes nada más se dedican a actuar y el espectador es capaz de reconstruir la historia solo a través de sus gestos y actos por mínimos que parezcan en una primera mirada.

En resumen: una película por completo recomendable, 100% cine

Anuncios

3 comentarios sobre “Thomas, de Miika Soini

Agrega el tuyo

  1. Thank you for those nice words about the film!
    I´m so happy that you liked it!

    -Miika Soini, director-

  2. ¿sabes dónde puedo encontrar esta película en España?? He leído el libro y quisiera poder verla, pero parece misión imposible. Gracias

  3. Sofía: Vi la película en el Festival de Cine de Mar del Plata en 2008, desconozco como puede conseguirse en España, al menos en Argentina no fue estrenada en el circuito comercial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑