Inferno

Cuatro gárgolas babeantes
sobrevolarán la ciudad en llamas,
ojos que saben a rojo
y una boca muda de paz,
en el noveno círculo de la noche,
se colmará con las voces de los perdidos.

Y las siete vírgenes clamarán:
aguardan a sus verdugos,
eunucos hambrientos.

Ellas serán como lámparas cegadas,
mientras las cinco cabezas de la Bestia
aguardan tras ojos amarillos.

Espera por una mujer borracha
extraviada en caricias que hieden a rojo,
y en el vértice de su boca
anidarán los tres nombres de su amado.

Él no vendrá hasta que se cumpla lo dicho,
las cuatro gárgolas descenderán a la tierra
y las vírgenes serán tomadas.

Anuncios

4 comentarios sobre “Inferno

Agrega el tuyo

  1. Poema apocalíptico… Me encanta!
    Me gusta el lenguaje que has utilizado, como recreas la escena… Un diez.
    Me quito el sombrero!

  2. El poema surgió como parte de una colaboración para Crónicas del Observatorio (http://cronicasnadasutiles.blogspot.com)

    En lo personal, me gusta como quedó; sobre todo porque debe ser mi único texto donde utilizo figuras de sinestesia, como “caricias que hieden a rojo”, o en las que combino elementos de un modo insólito “Y siete vírgenes lloran hiel” o “una boca muda de paz”

    Gracias por tu comentario

  3. Y cuánta gente muerta-viva nos rodea ultimamente, no?. A veces nos deja esa especie de mensaje desalentador, pero por lo menos yo, trato de seguir sin dejar que eso me detenga a mi.
    Estuve leyendo un par de ediciones de “el margen” y descubri que tu nombre anda por ahi… muy interesante! Es bueno que se hagan cosas asi, deberian tener mas renombre en la ciudad al menos..
    Adán Buenosayres me espera junto a mi cama, te dejo un saludo!

  4. Que mi nombre ande merodeando en la revista es una forma de alimentar mi ego: soy quien la edita 😛

    Ahora en serio: hacer la revista me roba bastante tiempo, pero es algo que hago con gusto. Lo sorprendente es que hay mayor interés por publicar en El Margen de parte de escritores del país que se te ocurra, que de Argentina, y mucho menos de Mar del Plata. Y no exagero, es fácil ver que los autores argentinos son minoría.
    ¿La razón? La desconozco. Lo que sí puedo asegurar (y me lleva a sentirme incómodamente orgulloso) es que la revista, en poco más de un año de vida, ya tiene una base firme en el mundo de las revistas literarias editadas en internet.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑