Catarsis 22

 

Los empleadores son gente extraña.
Hay de todo tipo. Existen los explotadores, los amables, los que son casi un compañero más de trabajo, los comprensivos, los molestos, y una infinidad más de clases que en este momento se me escapan; pero todos tienen características comunes que los convierte en personajes curiosos y dignos, muchas veces, de lástima.

Paso a enumerar algunas de las características comunes (si alguno cumple con al menos tres, entonces ya es un patrón argentino promedio)

  • Siempre encontrarán “algo” fuera de lugar
  • Ellos siempre pueden hacer cualquier cosa mejor que uno
  • Siempre se están quejando por lo mal que se encuentra, financieramente, la empresa
  • Viven por y para su negocio
  • Tienen problemas con la familia -y no se dan cuenta del punto anterior-
  • Piensan que uno debe vivir por y para su negocio
  • Nunca entienden porque se vende tan poco
  • Respecto del punto anterior: cuando uno intenta hacer un objetivo análisis socioeconómico sobre la realidad de la ciudad para explicar el por que se vende tan poco, basado en la experiencia laboral y conocimientos adquiridos en marketing, RRHH, y un largo etcétera; se recibe como respuesta que se es un pesimista, mala onda, y que no se tiene voluntad de sacar adelante a la empresa
  • Cuantas más horas puedas trabajar, mejor. Sobre todo si no tiene ningún sentido trabajarlas
  • Cualquiera de ellos puede vender cualquier producto mejor que alguien que hace de la venta su profesión
  • Uno debe soportar, vergüenza mediante, las quejas de algunos clientes sobre la mala atención que recibió por parte de aquel señor; que indefectiblemente resulta ser el dueño de la empresa
  • Hasta el cliente menos despierto puede darse cuenta de la desesperación que tienen por vender
  • Ellos nunca comprenderán que la negación de la venta es una técnica de venta
  • Desconfían de todos, en especial de cualquier cliente de tez no demasiado blanca
  • Cargan con la obsesión de que serán robados por cualquiera en cualquier momento, pero no tienen pruritos al momento de evadir impuestos y cargas sociales

 

¿Se me olvida algo?     Pueden colaborar vía comentarios

Anuncios

Un comentario sobre “Catarsis 22

Agrega el tuyo

  1. Habría que ampliar la lista, no me encuentro en ninguno, y sé que mi relación laboral en este oficio de ventriloquía tiene su costado oscuro. A veces me pregunto quién es el empleador.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑