Catarsis (21)

No recuerdo, por mi parte, alguna especie de respeto excesivo hacia las instituciones cualesquiera sean. Ni siquiera de chico, que es cuando uno sigue como un ciego las lecciones de los padres.
Que haya estudiado catecismo y tomado la primera comunión no me transforma en cristiano: todavía recuerdo el horror de mis padres cuando les planteé mis dudas sobre la existencia de dios a mis diez u once años.

Hoy no tengo dudas: simplemente soy ateo. No tanto por la falta de lógica que para mi tiene la idea de dios, mas bien por mi natural rechazo hacia instituciones como la iglesia.

Transcribo la traducción de una letra de Peter Hammill. El tema es Mediaevil, del álbum The future now, de 1978.

Dios vive en la catedral,
o al menos eso declara el arzobispo…
toda la lealtad para la Iglesia,
todo el poder para el Estado.

Las llaves de oro para la catedral
combinan con el hábito del obispo;
él lleva una vida espiritual de bienestar material…
¿Son las cosas diferentes ahora?
Oh sí
Ahora:
guarden sus plegarias para el futuro,
digan sus plegarias para el futuro.

Dios se fue de la catedral,
un poder diferente nos domina ahora;
podemos guardarla en los libros de historia
pero la Edad Media no se fue.
Y la respuesta a nuestras plegarias
es un Valium en la mesita de luz;
ahora escuchamos a los predicadores en la TV
ahora ponemos nuestra fe en la Ciencia y en el Progreso
y sólo tenemos sexo de rodillas.
Y aquellos que son extraños
todavía son encerrados en manicomios
y un Papa estéril prohíbe la píldora;
y aquellos que son ricos siguen enriqueciéndose
y aquellos que son pobres siguen pagando la cuenta.
Y Dios vive en los silos subterráneos
esperando el Día del Juicio Final…
si no abrimos los ojos pronto
entonces las Edades Oscuras estarán aquí para quedarse.

Peter Hammill
Peter Hammill
Anuncios

Un comentario sobre “Catarsis (21)

Agrega el tuyo

  1. Estimado, entiendo lo que decís respecto de tu ateismo no tanto por la logica de la idea de Dios, sino por el tema de las instituciones.
    A mi me pasó durante mucho tiempo, mas teniendo en cuenta que para mi, cuando era chico, era todo lo mismo. Recien ahora de grande pude “separar” en mi mente, una cosa de la otra.
    Hoy por hoy, me mantengo cerca de Dios, ni separado ni pegado. Cerca.
    Y las instituciones, ¿qué puedo decir que no sepas?
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑