Encuentro con Américo Álvarez

El miércoles pasado, por la noche, pude disfrutar de la compañía de Américo Álvarez, un escribidor de versos -si llegara a referirme a él como poeta, me va a insultar-
Quizás pueda discutirse algunas de sus posturas referidas hacia como debe hacerse poesía; pero nadie va a quedar indiferente ante su pasión y su mirada ante la palabra escrita. Y todo esto sin hablar de su bello sentido del humor. Confieso que fue una experiencia que cualquiera que escriba o tenga pasión por la lectura debe vivir.
Quiero compartir algunos de sus conceptos; el tiempo y la memoria siempre engañan, por lo que, si bien no seré textual, al menos intentaré rescatar el sentido de sus palabras.

Uno no escribe poemas, escribe versos. Se han escrito muy pocos poemas porque hay muy pocos poetas.

Algunos versos -hablándole a un escritor- son bellos, intensos; otros decididamente malos… pero de todas formas creo que aquí hay algo… Y no puedo decirte más, porque la verdad es que no entiendo un carajo de lo que escribís.

La palabra… la palabra; eso es lo importante.

Hay que dejar afuera todo lo que sobra… limpiar el ripio… si digo una piedra, ¿para qué decir que es pesada?… hay que decir una piedra, que el peso de la piedra lo imagine el lector.

Cuando venga alguien y te palmee la espalda y te diga que sos un gran poeta… decile que se vaya a la reputa madre que lo parió.

No se puede vivir en la cima, la cima de la montaña está deshabitada… cuando llegaste a la cima de tu literatura lo único que resta es bajar y comenzar de nuevo… o morirte.

Las cartas mienten, porque la distancia y el tiempo mienten. En las cartas todos te dicen cuanto te aman y cuanto te desean, cuanto anhelan estar otra vez a tu lado… pero todo eso es mentira… Hace algunos años una persona a la que amaba me escribió una carta diciéndome estas cosas, y volvimos a estar juntos… pero a los quince días de convivencia ya estábamos separados de nuevo.

La última carta que escribí en mi vida fue a los quince o dieciséis años… se la escribí a una tía para comunicarle algo que ya no me acuerdo que era… Y ella meta mostrársela a todas las amigas: miren la carta que me mandó mi sobrino, el boludito ese que escribe poesía… dándose corte entre otras viejas de mierda como ella… y después me recrimina que porque le escribí esa carta, era lo menos poético que había leído en su vida… ¿Y que querés que le escriba?; era una carta nomás…

No hay que escribir lo obvio.

Anuncios

2 comentarios sobre “Encuentro con Américo Álvarez

Agrega el tuyo

  1. hola conoci a mi amigo Americo alla por el año 199y pico sabes si puedo encontrarlo ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑