Veneno

el veneno es un licor terso entre mis labios al menos eso imagino mientras espero sentado en el piso de cemento junto a mi hay botella de cerámica la boca se encuentra sellada cuanto lo agito algo se mueve dentro con suavidad untuoso como si fuera aceite algunas noches imagino que es veneno lo destapo y bebo el líquido de sabor amarillo de un trago en un principio no ocurre nada el guardia golpea la puerta y pasa por la trampilla un plato de comida y un vaso con agua nunca me dejan cubiertos nunca lo hago con apuro disfruto cada bocado de esa comida insípida semejante a papilla como si en verdad fuera la última no porque crea que mañana me liberarán imagino en cambio que beberé de un único trago el licor de la botella y ya no habrá tiempo para el almuerzo de mañana si me voy a matar si voy a beber de la botella será por la noche matarme en la tarde en la hora de la siesta cuando los guardias están conversando en la sala de descanso mientras fuman un cigarrillo y eructan llenándose la boca con el regusto del ajo y la carne demasiado cocida me deprime la noche es diferente es un escondite para todas las ideas que están rondando por los rincones de la celda desde que me trajeron capucha sobre cabeza brazos a la espalda y golpes insultos empujones rodilla al suelo me caigo y la puerta clac chac me saco la capucha y todo sigue tan oscuro voy de rodillas me arrastro por la celda piso de cemento humedad frío pared la sigo sigo el contorno ángulo pared que gira pared más corta otro ángulo y la puerta metal frío más pared y más pared hasta completar la vuelta y llegar a la pared del fondo frente a la puerta ahí justo ahí en el suelo contra esa pared está la botella la toco adivino su forma la pienso roja la se pequeña la tomo por el cuello la sacudo y eso que imagino veneno se agita en ella plob plob plob me cuenta la voz del veneno lo dejaron ahí para tentarme saben que no voy a hablar no lo voy a hacer porque no sabría que decirles me tienen acá y nada más dos veces por día la trampilla de la puerta se abre plato comida vaso con agua adentro al rato la trampilla se abre plato vacío vaso vacío salen y nada más hasta el otro día y entre día y día me aferro a la botella de cerámica sueño imagino la única salida es abrirla y tomar de ella esta ilusión del final me mantiene la cabeza en su sitio hubiera gritado contra la puerta que me saquen que les voy a contar todo pero la botella la promesa que ellos me hacen de que la salida es posible me mantiene cuerdo no golpeo mis puños contra la pared hasta sangrar espero espero espero espero cuando ya estoy solo cuando la sombra del que me trae la comida no se dibuja tras las hendijas de la puerta entonces acaricio la botella me abrazo a ella paso un dedo en círculos por el sello juego escucho el plob plob y los pájaros y al verde y las voces de la gente y

Anuncios

2 comentarios sobre “Veneno

Agrega el tuyo

  1. Excelente Daniel. Se lee a la vez dos veces así como está, como dice como vos, y volviendo cada tanto como un cursor inseguro e inquieto a poner las pausas que tienen pero no están.
    Buenísimo
    Saludos

  2. Un envenenado y febril monólogo interior, sin ángel de la Guarda, sólo con Guardias, voces y pájaros que se quedan cuando él se va.

    Un saludo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑