Ejercicio


Se desliza hacia abajo; húmeda como sólo ella puede serlo. Silencio estallando en ellas, estrellándose piel contra piel; suavidad dulce contra dedos que buscan desesperados; silencio de gargantas secas; aliento de voces que se buscan entre la penumbra del cuarto. Perfume de ombligos vistiendo sus cuerpos, mientras perlas de sudor se arrastran a través de ellos, en busca de un sur más feliz. Sabores de sal anidados en sus lenguas, lenguas que yo no intentan hablarse, lenguas desesperadas por hallarse, por explorar, por desgajar a la otra, por matarse, por renacer agitadas, llorosas, frutos desbordados de jalea. No saben; no quieren saberlo; éste instante; el tiempo quieto; rastros de piel de una sobre otra.

Y nada más.

Anuncios

Un comentario sobre “Ejercicio

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑