Poema once

Sé que ahora estás con él
tras cortinas bajas
y copas volcadas;
prendas en el suelo
y tus vulgares mentiras.
Mintiéndome a mi mismo
palabras dichas al azar; caos en mí,
en cada acto mutuo:
mirarnos, tocarnos, hablarnos,
sabernos cerca
y callar.
Sé que no puedo desvestirme en palabras;
sé que puedo esperar algo más de vos;
sé que solo puedo enclaustrarme en mi;
nada soy capaz de hacer
salvo callar.

Sé que ahora estás con él,
y, sin embargo, mañana abrazaré tu cuerpo;
nos besaremos.
Sos tan transparente a mis ojos
que sabré de tu placer
desearías callar a través de tus palabras,
pero te sé demasiado:
nada de vos puede serme ajeno;
y eso me lastima.
Qizá sea mejor callar,
mejor mentirnos.
Sé que estás con él,
tu cuerpo -preciado obsequio- en sus manos
¿Qué tan autenticamente se podrá apoderar de él?

Sé que estás con él.
Mejor callar.
Mejor mentirnos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑