Poema seis

Pájaros azules
mueren en el cielo;
las muñecas lloran
su llanto rojo;
tras el velo de los ojos
alguien distinto se oculta;
pero las palabras
parecen extraviarse
en el anhelo ahogado
por querer nombrarla;
La luz cansada,
el tiempo anterior,
la absurda quietud
de la espera;
un niño jugando
con huesos
entre el polvo.
Relojes destripados
devorando el tiempo
que se deshace entre las manos;
los huesos retumban
sobre la arena blanca del futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑